Nombres de niña bíblicos. ¡Muy bonitos!

¿Estás buscando nombres bíblicos para niñas? Entonces estás de suerte, porque a continuación conocerás los mejores y más influyentes de toda la Biblia, tanto del Antiguo como del Nuevo Testamento. ¿Cuál es tu preferido?

Muchos de estos nombres cristianos no son nada comunes, mientras que otros han perdurado en el tiempo y siguen empleándose a día de hoy. Eso sí, a mí todos me resultan muy bonitos y muchos tienen un significado que representa la fuerza, la alegría y la felicidad.

Los mejores nombres de niña bíblicos y su significado

Ana. De origen hebreo, su significado es «misericordia». En la Biblia le mencionan con otros nombres como Hannah, y era nada más y nada menos que la madre del profeta Samuel.

Samara. Este apelativo es tan antiguo que resulta casi imposible saber su lo que significa con exactitud. El primer texto en el que aparece hace referencia a una ciudad llamada Samaraím, en el libro de Josué.

Raquel. Procedente del hebreo y de significado «oveja del Señor», este es uno de los nombre bíblicos más antiguos que existen, puesto que se cita en el libro del Génesis como la mujer de Jacob.

Sarai. Considerada como uno de los personajes bíblicos más longevos, fue una de las mujeres que contrajo matrimonio con un familiar directo suyo, Abraham. Más adelante, Dios decidió que se llamaría Sara, un apelativo que triunfó con las niñas recién nacidas de la nobleza gracias a lo que significaba: Princesa.

Génesis. Aunque no hay ningún personaje de la biblia que se llamase así, si eres fiel a la religión católica sabrás que el Génesis es el primer libro canónico, donde se explica cómo Dios creó la Tierra y al ser humano. Por eso, sería un buen nombre para tu hija.

Ester era tan importante que uno de los libros canónicos lleva su propio nombre. Fue una de las mujeres más devotas de Dios y su gran bondad le llevó a renunciar a su posición de Reina con el único fin de salvar a todos sus fieles.

Abigail. Su significado es «llena de alegría», y en la Biblia fue una mujer muy importante, puesto que luchó activamente para frenar las guerras y su consecuente pérdida de vidas inocentes.

Lidia. De procedencia griega, hace referencia a una de las primeras chicas que se convirtió a la religión cristiana por voluntad propia. Por ello, tantas organizaciones la tienen como una Santa.

María. Este nombre se traduce como Maravillosa, y en los textos sagrados encontramos a varias mujeres que se llaman así, como por ejemplo la Virgen María, quien dio a luz a Jesús, hijo del Señor. También destaca María Magdalena, una discípula del profeta.

> También puede interesarte: Los mejores nombres para niñas y su significado <

Rut. Aparece en el Antiguo Testamento, concretamente en el Libro de Rut como la esposa de Boaz. También fue la eterna compañera de Noemí, con quien emprendió un largo viaje a Belén para que no se quedara sola.

Priscila es una mujer del Nuevo Testamento que en realidad era practicante del judaísmo. Cuenta la leyenda que era capaz de domar a los leones, porque en vez de atacarle, le veneraban. Este nombre esconde su origen en el latín.

Atalía era esposa de Joram y una de las reinas más controvertidas, porque durante su mandato permitió el culto a otras religiones. Debido a esta decisión, sus enemigos la asesinaron. Su etimología es hebrea y se traduce como «La imparcial».

Eva. De origen hebreo, se traduce como «Madre de todas las personas». Aquellos que creen en el Génesis aseguran que todas las personas que existimos hoy somos hijos directos de Eva.

Nombres bíblicos para mujer

  • Belén: la que amasa el pan.
  • Salomé: paz, armonía.
  • Elena: resplandeciente como el sol.
  • Ada: dignidad de Dios.
  • Tara: alianza de majestades.
  • Dina: integridad.
  • Leonor: misericordia.
  • Dara: Erudita.
  • Diana: belleza, inocencia.

  • Adaliah: fuerte, enérgica.
  • Lea: exhausta.
  • Elisa: Dios confía en ella.
  • Daniela: compasión de Dios.
  • Creta
  • Dalila: Frivolidad.
  • Mara: triste, apesadumbrada.
  • Catalina: regalo de Dios.
  • Lucía: aquella que ilumina.
  • Asenat: es un nombre que nació como homenaje a la diosa Neit.
  • Ela: respetable.
  • Lucrecia: la que nunca se rinde.
  • Jana: Dios tiene compasión con ella.
  • Hazael: mirada del altísimo.
  • Keila: hermosa.
  • Amelia: entrega, dedicación.
  • Delilah: delicadeza.
  • Adela: nobleza.
  • Sibia: flor de la naturaleza.
  • Guadalupe: la gran amante.
  • Aruma: atardecer.
  • Zila: oscuridad.
  • Berenice: Vencedora.
  • Miriam: elevada, grandiosa.
  • Adina: Gozo, regocijo.
  • Isabel: fiel al Señor.
  • Cloe: verde como los árboles.
  • Sofía: mujer sabia.
  • Abby: mujer sonriente.
  • Betania: la que busca familia.
  • Artemisia: fuente de juventud.
  • Samira: aura hermosa.
  • Rosalía: prado lleno de flores.
  • Susana: un nombre que hace referencia a las flores, en concreto a los lirios.
  • Galilea: nacida en la región que recibe el mismo nombre.
  • Alicia: certeza, fidelidad.
  • Odelia: aquella que alaba al Señor.
  • Verónica: ella vencerá.
  • Nazaret es la ciudad donde Jesús pasó sus primeros años de vida.
  • Betsabé: regalo.

Relacionado:

Y hasta aquí los distintos nombres de niña bíblicos que queríamos mostrarte. En caso de que te hayan sido de utilidad, mira también nuestro apartado nombres para mujeres.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Esto es así de fácil: Si no quieres que te denunciemos, cuando copies nuestro contenido enlaza a la fuente original.